¡Sigo por acá! ¡Hola a todos!

mayo 03, 2017

¡Hola a todos! No saben cuánto extraño estar y escribir en blogger, pero a la vez estoy viviendo tantas cosas que, les voy a ser sinceros, estoy VIVIENDO más que nunca. Les mentiría si les dijera que no tengo tiempo, eso son sólo excusas. Simplemente estoy disfrutando de todo lo que estoy haciendo en este momento. Sin embargo siempre entro a ver los nuevos comentarios y a chusmiar en qué andan mis increíbles bloggeras y hoy, que me siento tranquila en la compu, se me dió por escribir para que sepan que acá sigo, que estoy viva. Más viva que nunca.
¿Se acuerdan que en un post pasado hablaba de que necesitaba un cambio radical y urgente? Bueno, ahora mismo lo estoy transitando. El universo conspira, no sabía cuánta certeza tenía esa frase hasta que lo empecé a vivir. Vivir a fondo en cada cosa nueva que estoy implementando.
Los extraño, mucho. Extraño este lugar. Pero les prometo que pronto voy a volver a escribir. Saben que NUNCA me voy de blogger, sólo escribo más esporadicamente. ¡Gracias a todos los que me leen y a los nuevos seguidores que se sumaron! Nos leemos más que pronto ;)

El cambio comienza siempre por uno

marzo 09, 2017

¡Hola a todos! Saben que tardo en escribir, pero siempre vuelvo. Estos últimos días tuve tiempo, no voy a mentirles, pero hice cosas tan interesantes y que me llenaron tanto que no tuve la necesidad de escribir.
¿Por dónde comenzar? Hace un tiempo mi hermano comenzó a hacer unos Talleres Vivenciales que no podía explicar ni decir nada. Unos meses después se realizó el by pass gástrico que nunca se animó a hacer, mejoró su relación con nuestros padres, incluso se acercó más a mí, y comenzó su primer negoció el cuál estuvo congelado durante 10 años. Pero basta de hablar de mi hermano: les voy a hablar de mí, de mi experiencia. Hace unos días terminé el primer módulo de desarrollo personal que fueron en total 4 días. Y fueron increíbles. Mucha gente que no sabe de qué se trata lo tilda de secta, no pueden estar más lejos de la realidad. A mí nadie me lo contó, yo lo viví. Yo confié en mi hermano y pude ver con mis propios ojos lo que eran los ejercicios vivenciales, de lo que se trataba el taller, y cómo logras vos mismo reconocer y aprender de lo que es el hoy y el ahora. No haces más que ver la vida, no haces más que darte cuenta de que quizá te encontrabas estancado, o que quizá toda tu vida te manejaste pensando que valías menos de lo que vales. No haces más que darte cuenta de que no hay tiempo para vivir enojados, que el algún día es lo mismo que decir nunca. El taller vivencial no es más que una máquina de generar darte cuentas, donde nadie te saca la armadura.. terminas sacándotela vos mismo. Y es increíble. Los dejo con algo que me gustó mucho y quería compartírselos. ¡Nos vemos la próxima!


EL TIEMPO NO SE DETIENE

La vida es una tarea que nos trajimos para hacer en casa. Cuando uno mira.. ya son las seis de la tarde; cuando uno mira.. ya es viernes; cuando uno mira.. ya se termino el mes, cuando uno mira.. ya se terminó el año, cuando uno mira.. ¡ya se pasaron 50 o 60 años! Cuando uno mira.. ya no sabemos más por donde andan nuestros amigos. Cuando uno mira.. perdimos al amor de nuestra vida y ahora, es tarde ya para volver atrás.

No dejes de hacer algo que te gusta por falta de tiempo. No dejes de tener alguien a tu lado, porque tus hijos pronto no serán tuyos, y tendrás que hacer algo con ése tiempo que resta; en donde lo único que vamos a extrañar será el espacio que sólo se puede disfrutar con los amigos de siempre. Ese tiempo que, lamentablemente, no vuelve jamás.. Es preciso eliminar EL DESPUÉS
Después te llamo. Después lo hago. Después lo digo. Después yo cambio.
Dejamos todo para DESPUÉS, como si el "Después" fuese lo mejor. Porque no entendemos que..
Después el café se enfría. Después la prioridad cambia. Después el encanto se pierde. Después temprano se convierte en tarde. Después la añoranza pasa. Después las cosas cambian. Después los hijos crecen. Después la gente envejece. Después el día es noche. Después la vida se acaba.
No dejes nada para DESPUÉS, porque en la espera del después puedes perder los mejores momentos, las mejores experiencias, los mejores amigos, los mayores amores.
Acuérdate que el después puede ser tarde.  EL DÍA ES HOY.

Cosas que se aprenden en unos pocos días... con qué poco nos hacemos más conocedores y nuestra vida cambia. Un simple "la vida es hoy, no mañana."

Necesito un cambio radical

febrero 28, 2017

¡Hola a todos los que me leen! Supongo que esta entrada va a tratar sobre alguna reflexión, no lo sé. Necesitaba escribir sobre esto y sacarlo fuera. Ja, qué raro.
El tema es el siguiente: como dice el título necesito un cambio radical. Un cambio que ya he tomado en otros tiempos pero que ahora no puedo. Creo que algo ya les había comentado antes, quiero volver a tener el control de mi propio cuerpo, de mi propia mente. A veces siento que todo se queda en sólo palabras pero no muevo un pié. Me digo a mí misma con total orgullo cosas como por ejemplo: "voy a empezar a estudiar inglés la semana que viene", "también quiero hacer francés este año", "en unos días comienzo la última materia de mi carrera en la facultad", y el típico "el lunes comienzo la dieta con el ejercicio", y sin embargo... no hago nada. Es decir, estoy a tan sólo unos días de comenzar este año tan atareado y lleno de proyectos y no he movido un pié en nada. Estoy en casa, pensando en que ya estoy aburrida, sin prepararme para nada. No estoy buscando cuadernos, ni emocionada por todo lo que siento que voy a crecer este año, no siento nada. Necesito volver a la que era antes, incluso una versión mejorada. Levantarme, hacer ejercicio, escribir algo que me inspire o merodear por las redes sociales leyendo algo inspirador, leer un poco sobre cualquier otra cosa, seguir con la dieta que tan bien me hacía sentir. Pero no, estoy como estancada. Es ahí donde me doy cuenta que de verdad necesito un cambio radical. YA. AHORA. Y no sé, quizá siento que exteriorizándolo y escribiéndolo me ayude a dar ese paso que tantas veces dí, donde era quien quería ser y me sentía tan bien conmigo misma.

Me siento rara escribiendo todo esto, porque yo siempre soy la chica positiva. Y aún lo sigo siendo, más que positiva, el problema es que no encuentro mi eje. Y sé que para volver a ser ésa que yo tanto quiero tengo que salir de mi zona de confort, una vez más, y ponerme con los proyectos.
Antes solía decirme que el cambio está en el hoy. Que es un día a día. Que si no cambias nada, estonces nada va a cambiar. ¿Querés sentirte mejor con vos misma? ¿quizá comer más sano, hacer ejercicio, cambiar tu humor por las mañanas, sentirte más activa, estudiar algo que te guste? Entonces el cambio empieza hoy. No mañana. No dentro de una semana. Tenés que mover tus propios hilos y escribir tu propia historia, porque nadie más lo va a hacer por vos. Y supongo que el momento ya llegó.. hace días que estoy pensando lo mismo y que me siento sumamente molesta conmigo misma, ¿no les pasó alguna vez?.
No sé si es importante, pero nunca es demasiado tarde para ser quienes queremos ser. No hay límite en el tiempo, puedes empezar cuando quieras. Puedes cambiar o seguir siendo el mismo. No hay reglas para tal cosa. Podemos aprovechar oportunidades o echar todo a perder. Espero que hagas lo mejor. Espero que veas cosas que te asombren. Espero que sientas cosas que nunca sentiste antes. Espero que conozcas a gente con un punto de vista diferente. Espero que vivas una vida de la que estés orgullosa. Y si te das cuenta de que no es así, espero que tengas el valor de empezar de cero.
"Todo lo que quieres en la vida está fuera de tu zona de confort."
¿Qué estamos esperando?

Nota aparte: Sé que subí dos entradas seguidas, por eso les pido que no se pierdan de leer la entrada que publiqué ayer de Notas para Calista. Click en Nota #25: "Sin un sueño no se va a ninguna parte." ¡Se los agradecería mucho! ¡Gracias!

Nota #25: “Sin un sueño no se va a ninguna parte.”

febrero 27, 2017

Mi querida Cali:

Hace un tiempo que no te escribo, pero acá estoy como siempre, sin importar cuánto tiempo pase.
El 2017 comenzó con todo, arrasando como cada año, aunque cada uno es responsable de si hacerlo especial o no.
En esta nota quiero escribirte sobre un cliché que creo que vengo dejándote ver en todas mis notas anteriores, pero que a la vez no te escribí. La frase "nunca dejes de soñar" últimamente viene muy quemada, pero no para aquellos que realmente siguen soñando. Yo me levanto cada día planeando una cosa nueva, viendo qué locura podría cumplir esta vez, y tramando cómo poder realizarla.
Cada vez que venís a casa puedo ver como para vos, con tus 3 añitos, todo es posible. Y a veces no puedo creer cómo, cuando la gente se vuelve adulta, se le va ese brillo de los ojos y le dan la espalda a cada uno de sus sueños. Como si se olvidaran que alguna vez los tuvieron, como si pensaran que ahora que ya son mayores ya no tienen sentido. Y lo peor, es que ahora resulta que a esos sueños los llaman "metas", como si esa palabra fuera a quemarles. ¡Cuán equivocados están!  los sueños son tan esenciales para nuestra vida, son el motor que nos permite crecer.. a diferencia de lo que piensan la mayoría de los adultos. La vida sin un sueño sería una vida vacía. Mi vida era una vida vacía hasta que me permití soñar y no hice más que salir a recorrer el mundo y lo que tanto buscaba, y ése comenzó a ser el motor que me permitió crecer.

Ésto es lo que quiero para vos, mi querida Cali: que nunca dejes de soñar. No importa cuán duro se ponga el camino, el mundo pertenece a aquellos que creen en la belleza de sus sueños. Sin sueños que hacer realidad la vida no tiene sentido. No importa qué digan los demás, o menos aún, qué piensen los demás. Importa lo que vos querés. Importa lo que a vos te haga feliz, porque si vos lo estás no vas a hacer más que inspirar a otros y transmitirles un poco de esa magia que tanto se ha perdido en el mundo. Supongo que por eso soy la oveja negra de la familia: porque me permito soñar, porque tengo ideas locas y salgo a cumplirlas.. y supongo que, los que aún no lo han hecho, es por miedo. Varias veces me hicieron preguntas como: '¿Por qué volves siempre a París? Está mal, tenes que conocer otros lugares.' o 'por qué gastas el tiempo en volver a ver a tu artista favorito cuando ya lo viste?' y mi respuesta es: porque hago lo que me hace feliz, y lo que me hace sentir. Y cualquier cosa que te haga sentir algo es vida. Cada uno tiene sus propios sueños, que no te acorralen, que no te encierren en su propio pensamiento. No dejes que nadie te saque esa posibilidad de crear tus propios sueños, no importa cuán tontos te hagan creer que son. Mantente fiel a cada uno de ellos.

Te quiero mi preciosa Cali, nunca dejes de soñar como lo venís haciendo.
Pero la realidad es que necesito un sueño, necesito desesperadamente un sueño, y de una cosa estoy segura: sin un sueño no se va a ninguna parte.
 Te quiero, tu única Tía.
27 de Febrero de 2017

¡Libre al fin y disfrutando vacaciones!

febrero 21, 2017

¡Hola a todos! Por fin volví, este Sábado terminé de rendir mi último examen final y estoy muy feliz porque me fue de maravilla en todo lo que rendí. Al final valió la pena tanto esfuerzo. Ahora disfrutando de unos últimos días de vacaciones y muy emocionada por todo el año que se viene. Me faltan sólo tres exámenes para recibirme, pero aún así sé no será fácil, sino todo lo contrario. También estoy con miles de proyectos en mente que no puedo esperar a concretar (aunque me muera de miedo, pero sé que lograré superar todo lo que me proponga).
Tengo en mente muchos escritos que estos días no pude hacer, pero prometo volver con más. Mientras tanto quería que sepan que sigo estando por acá, y más relajada que nunca. Así que pienso disfrutar de todo este tiempo y también escribir. ¡Y espero saber en qué andan ustedes! Ya saben que me ausento de blog por unos días pero siempre vuelvo, no puedo evitarlo.

Estoy tratando de ponerme al día conmigo misma también. Quiero volver a pensar en mí y en mi cuerpo, volver al ejercicio y la dieta que nunca puedo hacer cuando estoy con tantos nervios y en medio de exámenes. ¿Algún consejo para focalizar? Saben que una vez que se deja todo cuesta volver a retomar jaja y aunque parezca una nimiedad, la verdad es que me preocupa. Rendir exámenes siempre me desequilibra.

¿Y qué me cuentan de ustedes? ¿Siguen con exámenes, vacaciones o ya empezaron nuevamente la facultad? Acá en Argentina no comenzamos con la cursada hasta finales de Marzo, así que pienso relajarme y disfrutar de mi tiempo libre todo lo posible. ¡Nos leemos muy muy pronto! No veo la hora de seguir escribiendo en mis secciones :)
T i e m p o  d e  r e l a x 

Una noche en París donde todo es posible

febrero 06, 2017 París, Francia

A veces cierro los ojos y me recuerdo ahí. Sentada, mirando las luces titilar de Madame Eiffel, queriendo descifrar el código que esconde detrás de cada prende y apaga. Sintiendo esa paz que pocas veces sentí, y que solo siento estando ahí. Viendo pasar caminar a la gente, viendo la vida misma ante mis ojos. ¿Alguna vez han experimentado tal sensación de paz donde sentís que cada incógnita que alguna vez te preguntaste sobre la vida ya no tiene importancia y lo único que importa es el ahora? Ese momento de felicidad donde todo está dicho. Donde los problemas, por una milésima de segundo, ya no son problemas. Cuando sentís que preocuparse por algo no vale la pena porque, al fin de cuentas si tiene solución, no hay de qué preocuparse y si no la tiene, ¿para qué te vas a preocupar? Y te das cuenta de que se te ha caído el velo de los ojos. De repente ves todo de una forma diferente.


Quizá no recuerde todos los detalles de ese 20 de Mayo del 2016, pero sin duda recuerdo cada sensación de estar ahí, mirando la Torre Eiffel desde el Trocadéro. Y sin duda nunca olvidaría una velada como esa. Estoy segura que ya escribí un relato de cómo llegué a pasar una noche de primavera frente a Madame Eiffel, pero todavía siento que tengo algunos detalles por contar: como el olor a humedad, el silencio que se genera cada media hora, cuando Madame Eiffel comienza a dar rienda suelta a su espectáculo y es la protagonista de la noche. Cada risa, cada beso que pude darme con él mientras todo se iluminaba. La sensación de estar en tu lugar en el mundo. El lugar en el mundo de los dos. Las promesas y los sueños que se escurrían entre nuestros dedos como magia mientras pensábamos que todo es posible. Y si hay algo que supimos esa misma noche es que lo es. Todo, absolutamente todo, es posible en una noche como aquella.
Estoy segura de que si hay algo que aprendí en París fue a soñar. Pero por sobre todo aprendí que los sueños se pueden cumplir con tan sólo desearlos y ponerse en marcha. Después de todo, siempre se llega a alguna parte si se camina lo sificiente, decía Alicia en el País de las Maravillas. No me cabe duda.

— ¿Amor, y qué hacemos ahora?
— Creo que es lo mejor de todo, sales tras otro sueño.

Latest Instagrams

© 49 días en Paris. Design by Fearne.