La cuarta es la vencida en ‘The London Eye’

octubre 23, 2016 Londres, Reino Unido

Era la cuarta vez que pisaba Londres, sin embargo mi anhelo por dar una vuelta en el tan famoso London Eye seguía intacto. Las dos primeras veces que mis pies caminaron por las increíbles calles Londinenses no había podido aprovechar la oportunidad, ya que sólo pude permanecer en esa bella ciudad por poco tiempo. La tercera vez, sin embargo, la inmensa rueda estaba en mantenimiento. La cuarta, como no podía ser de otra forma, fue la vencedora.

Recuerdo ese 11 de Mayo del 2016 como nunca. El día anterior habíamos asistido, como de costumbre, a una premiere increíble con mi novio y mi amiga de Rumania quedando completamente exhaustos; sin embargo el tiempo siempre apremia cuando estás de viaje. Así que recuerdo ese día como todos los demás: los pies dolían pero nada impedía que saltara de la cama y bajara a desayunar como si me persiguiera un tsunami, quería aprovechar cada minuto de cada día como si fuera el último.

En Londres el clima siempre es inestable, pero ese día el cielo era de un azul imposible de describir. El sol me calentaba la piel y una pequeña brisa me despeinaba. Mis pies aún dolían pero era el dolor más dulce que había sentido desde la última vez que había estado allí, caminando la ciudad que tantos sueños me había hecho realidad y que este año no hacía la diferencia.
El recorrido de nuestro hostel hacia el London Eye era bastante largo, pero cuando estás en una ciudad diferente cada paso o viaje se disfruta mucho más, así que mi sonrisa era tan amplia que sentía que no me entraba en la cara.

Recuerdo cada detalle del lugar: la gente caminando a lo largo del Támesis, los banquitos a la orilla de los barandales y la interminable fila que no dejaba de moverse a causa de toda la gente que iba abordando la impresionante rueda. Por fin había llegado mi turno y con la cámara en la mano estaba ansiosa por empezar a disparar para recolectar cada momento de ese día que iba a ser una vez mas inolvidable.
Una vez subidos a nuestra plataforma, que era inmensa, no podía creer lo que mis ojos iban capturando. La vista que teníamos del Támesis era magnifica y poco a poco, al ir ascendiendo y adentrándonos en la bruma de Londres, pudimoss ver un panorama de 360° de la ciudad. El Big Ben se asomaba a lo lejos, frente a nosotros y no podíamos dejar de absorber cada detalle desde la increíble vista que teníamos.
No recuerdo cuánto tardamos en dar la vuelta, pero todo se pasó en un segundo mientras reíamos, tomábamos fotos y observábamos todo a nuestro alrededor. Fue un día inolvidable, donde aprendí que no sólo hay que ser perseverante sino que nunca hay que dejar de soñar con lo que uno quiere hacer. A veces la tercera no es la vencida, ni siquiera la cuarta, lo importante es nunca darse por vencido.

12 comentarios

  1. ¡Hola Samy! No tiene mucho desde la ultima vez que comenté para hacer acto de presencia y hoy volví a entrar y encontré todo cambiado y un monton de entradas sin leer. Me da gusto que hayas regresado, yo igual me he alejado un montón de blogger y siento que no tengo algo bueno qué contar jaja pero aún así tengo muchas ganas de escribir.

    Me encantó la entrada anterior, me inspira a viajar y últimamente tengo muchas ganas de eso. Nos debes una entrada con consejos para viajar o ahorrar o comprar vuelos, no sé jaja. Me gustan todas tus fotos. No abandones el blog por favor! en serio me gusta leerte.

    Saludos! y besos a Cali!<3

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Karen ♡ qué lindo siempre verte por acá!
      Sí, este último tiempo me ha agarrado la locura y he vuelto con todo :D si bien nunca me fui, se me había ido un poco la constancia jaja.

      Y sí, me diste una preciosa idea! puede que más adelante haga alguna entrada con consejos para viajar :D

      Un beso grande, y gracias por el lindo comentario ♡♡♡

      Samy

      Eliminar
  2. ¡Hola! Gracias por pasarte por mi blog y quedarte, ya tienes una nueva seguidora y me encanta tu blog ;) Buena entrada :)
    Nos leemos. Kisses ^^

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola! ¡Muchas gracias por pasarte y por quedarte! ♡
      Un beso grande y nos estamos leyendo.

      Samy

      Eliminar
  3. El asunto va de días inolvidables por lo que veo... <3

    Un besazo mi alma,

    Noa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es, Noa ♡ fue un día inolvidable!
      Un beso grande.

      Samy

      Eliminar
  4. Un día maravilloso entonces, para no olvidarlo nunca.
    Besotes!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Margari ♡ sí, lo fue.
      Beso grande :)

      Samy

      Eliminar
  5. ¡Qué foto tan bonita! La verdad es que hay que perseverar en lo que uno quiere hacer, aunque no se consiga a la primera (ni a la tercera). Coincido contigo en que, cuando está de viaje, camina todo lo que no caminaría en su propia ciudad. Jajajaja.

    Besos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tal cual, incluso creo que conozco más otras ciudades que la mía propia jajaja
      Un beso, gracias por pasar y comentar ♡

      Samy

      Eliminar
  6. Ay, que ganas me has dado de viajar a Londres. Para mí es una de esas metas que debo conseguir a lo largo de mi vida y cada frase que leía me hacía pensar en lo que me estaría esperando algún día.
    Un besito.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nerea, ¡tenes que ir! sin dudarlo, es una ciudad preciosa.
      Un beso grande :D

      Samy

      Eliminar

Tu comentario es muy importante para mí y para que el blog crezca cada día un poquito más. Me interesa tu opinión así que ¡muchas gracias por comentar! ♡ y espero que vuelvas por estos lados muy pronto.

Latest Instagrams

© 49 días en Paris. Design by Fearne.