Una noche de primavera en París

octubre 28, 2016 París, Francia

Nuestro restaurante favorito, en Montmartre, se encontraba abarrotado de gente. Era una noche perfecta para salir a cenar: las luces color oro de París resaltaban en cada esquina y las estufas de los bistró se encontraban apagadas debido a la noche increíble que nos había tocado. Desde nuestro restaurante se podía observar a los jóvenes fumando en las veredas o tomando una copa de vino junto a los demás, y una brisa primaveral podía sentirse cada vez que alguien salía o entraba de Al Caratelo, nuestro refugio de cada año.
El Metro de París nunca cierra sus puertas temprano, así que no estábamos apurados, teníamos hasta la medianoche e incluso un poco más de tiempo. Habíamos ido a cenar temprano para poder ir a visitar a Madame Eiffel que, como cada año, nos esperaba ansiosa con su farola, como si quisiera guiarnos hasta ella.
Estaba ansiosa porque desde que tengo memoria no hubo una sola vez que no haya planeado ir a verla vestirse de gala, con esas luces que tanto la caracterizan. La única diferencia era que nunca había ido lo suficientemente temprano como para poder observarla desde la plataforma del Trocadero y luego poder quedarme en su maravillosa plaza, sentada entre el pasto absorbiendo toda su magia. 

Las luces de París a través del Metro, mas o menos vacío, eran embriagadoras. La línea 6 siempre fue mi favorita ya que disfrutaba de sus vistas cada vez que salía a toda velocidad por arriba de la ciudad y me dejaba observar el Río Senne, más tarde a la increíble Señora Eiffel. Por supuesto, ésta no era la excepción, así que ahí estaba.. mirando por una de las ventanillas del Metro de París, observando las farolas y esperando el momento de que, una vez más, aparezca Ella con sus luces encendidas.

Todavía recuerdo haber bajado a trompicones de nuestro vagón y caminar, casi correr, hacia la salida. Esta vez, en vez de bajarnos en la estación Bir Hakeim (que es la estación de la Tour Eiffel) nos bajamos unas más adelante para poder observarla desde la plataforma del Trocadéro. Quería recrear el video que mamá tantas veces me había hecho ver de chiquita y que había quedado en mi retina: una Samy de 6 años dándole de comer a las palomas en ese mismo lugar y, por supuesto, con Madame Eiffel detrás, observándome con sus mejores pintas. Supongo que hay cosas que no se olvidan nunca. Como ésas.
Así que ahí estaba, casi 10 años después corriendo a reencontrarme con un recuerdo que había tenido desde siempre en mi memoria y ahora, de la mano de mi pareja y mi mejor amiga, dándo la vuelta a la esquina para encontrármela a Ella titilando. Mi cara se transformó y no sólo no pude evitar sonreír sino que además unas lágrimas amenazaron con asomarse debajo de mis pestañas. Sin duda, hay cosas que no podrían olvidarse jamás, como éstas.


Supongo que nos habremos quedado un buen tiempo en Trocadéro: recuerdo haberme sentado en la baranda de piedra que rodean las escaleras que descienden hacia la plaza y quedarme ahí un buen rato, junto a ellos, observándo las luces desde lo alto y escuchándo cantar y vitorear a una multitud de gente que se encontraba allí disfrutando de las vistas, la compañía y la vida. Y recuerdo también haber pensado que no hacía falta nada más; 'A veces uno lo olvida, igual que se olvida del precioso cuadro que está colgado en el cuarto de estar encima del sofá. Pero quien ha estado ahí arriba en una noche de primavera sabe por qué se llama a París la Ciudad de la Luz.' decía Nicolas Barreau en uno de sus libros. Cuánta razón, sin duda era una de las cosas más bonitas que se podían observar, e iba a ser inolvidable.
Ese 20 de Mayo fue una de las mejores noches que recuerdo junto a Madame Eiffel y sus luces. Una vez que bajamos las inmensas escaleras nos sentamos en el pasto frente a Ella y simplemente permanecimos ahí, todo el tiempo del mundo. Una infinita noche de primavera. Supongo que hay noches, como aquella, que no se olvidan nunca.

19 comentarios

  1. Que lindo es estar en el lugar con quien uno se siente a gusto , preciosa narración de tus días en París ... un fuerte abrazo feliz puente

    ResponderEliminar
  2. Qué hermosos recuerdos. Estoy segura de que jamás olvidarás esa noche. Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que nunca podré olvidarme de esa noche ♡ más aún teniendolo escrito ^^ por eso me encanta escribir estas narraciones!
      Un beso grande :)

      Samy

      Eliminar
  3. Me encanta como describes cada experiencia, me haces transmitir ''eso'' y mira que yo no soy fan de París pero no puedo negar que de vez en cuando me despiertas la curiosidad.
    Un besito.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias Nerea! ♡
      ¿Alguna vez fuiste a Paris? Yo antes de viajar por primera vez no era fan de nada, y eso que había visitado varios lugares de mi país jeje
      Un beso grande!

      Samy

      Eliminar
  4. que bonito en serio
    ojala algun dia pueda ir a Paris jopee
    un beso
    Ainhoa de Infinity life

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Ojalá que sí! ♡♡♡
      Un beso grande Ainhoa, gracias por pasar!

      Samy

      Eliminar
  5. Hola guapa! Cuantísimo tiempo, echaba de menos, tus entradas, entradas como esta, que me encanta como describes cada rincón de las calles, el ambiente de París, de tu amada Torre Eiffel y de como has rememorado tu gran recuerdo de hace tantos años. Preciosa entrada sin duda, un beso <3

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡Muchas gracias!! ♡ ¡qué bonito volverte a ver por mi blog! :D
      Un beso muy grande!!

      Samy

      Eliminar
  6. Hola!
    Me ha encantado el fragmento, haz logrado trasmitir todos esos sentimientos que te embargaron en ese momento y transportarnos a lo que describes.
    Que bonita experiencia.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Isabel ♡
      Muchas gracias :D qué bueno que te haya podido transmitir un poco de lo que sentí! :D
      Un beso muy grande!

      Samy

      Eliminar
  7. Eres la segunda persona que leo que ha viajado a paris y le gusta Montmartre, qué ganas de poder viajar un día!
    algo que siempre me ha fascinado de tus post, Sam, es que las fotos que suber son preciosas! encuentro que tienen tu toque personal y eso hace demasiado autentico todo y casi ssiento que estoy ahí con tus descripciones :D
    besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Cata ♡ qué bonito verte por acá, siempre!
      Las fotos me fascinan, ¿qué puedo decir? y no sabes cuántas tengo tomadas! ya las subiré de a poquito ^^ qué bueno que te gusten tanto como a mí!
      Un beso grande :)

      Samy

      Eliminar
  8. Hola!
    Me gusta como contas tus recuerdos, puede leer cuanto amaste ese momentos y como nunca lo vas a olvidar.
    Saludos!

    ResponderEliminar

Tu comentario es muy importante para mí y para que el blog crezca cada día un poquito más. Me interesa tu opinión así que ¡muchas gracias por comentar! ♡ y espero que vuelvas por estos lados muy pronto.

Latest Instagrams

© 49 días en Paris. Design by Fearne.